Trios y orgias

Yo le contesté que no, que era casado y que lo hacia por curioso, él también me dijo que era casado y con hijos que estábamos en igualdad de condiciones, que él si había tenido experiencias con un primo en Bucaramanga en su juventud.

De pronto se paró frente a mi y me levantó de mi silla y me cojió la cara y puso su boca en la mía, me sentí raro al comienzo, pero me relajé y me dije voy a disfrutar el momento. Luego le respondí a los besos y nos besamos apasionadamente. Era una sensación que no se como describirla, me estaba besando con otro hombre y me sentía bien, la piel se me ponía erizada, mi pene estaba erecto, estaba emocionado.

Me decía que tenia una boca sensual, que le gustaban mis labios gruesos y que era agradable y que besaba con pasión.

Luego él me bajó la cremallera del pantalón y sacó mi pene y me lo besó tan rico que me hizo venir rápidamente, pues no me habían hecho esto antes. Luego él se masturbó y se vino. No hicimos nada más ese día ya que él tenia que ir a dictar clases, pero quedamos de vernos el próximo viernes.

Llegó el día de la cita, y nuevamente entré a su consultorio, pero ya iba más relajado, nos saludamos, y él procedió a desnudarse, cuando veo su pene era grandísimo a comparación del mío, yo creo que le mide unos 25 centímetros y es grueso. Luego procedió a desvestirme y a besarme, pasó al cuello y me mordisqueaba las tetillas, yo me sentía raro pero me gustaba.

Le pregunté que si se lo podía besar el pene, nunca había tenido un pene en la boca y quería saber. Me dijo claro…… no creo que se lo haya mamado rico pues lo hice torpemente.

Luego me sentó en el escritorio y me besaba el pene lo más de rico, luego me elevaba las piernas y dejaba al descubierto mis testículos y mi ano, rozaba con su lengua desde ni ano a la punta de mi pene, haciéndome sentir muy excitado.

Sentía también como metía su lengua en mi ano, y de vez en cuando me hundía un dedo y era rico lo que sentía.